Noticias y opiniones

Me van a despedir y estoy embarazada

Entre las causas de despido contrarias a la ley previstas por la normativa vigente, distinguimos las que derivarían en una declaración de despido NULO y las que provocarían que el despido se declarase IMPROCEDENTE. En el primer caso la ilegalidad es más radical y grave que en el segundo, porque supone discriminación a la persona del trabajador o violación de derechos fundamentales, mientras que el despido declarado improcedente lo es, simplemente, por no existir causa que lo justifique o porque existiendo, el empresario no puede demostrarla. Si te van a despedir y estás embarazada, sigue leyendo para saberlo todo.

Despido nulo y despido improcedente

La diferencia de regulación entre uno y otro es sensible: la declaración de despido improcedente da derecho al percibo de una indemnización. Mientras que si el despido es declarado nulo, el trabajador afectado puede elegir entre recibir la indemnización o que se le readmita de inmediato en su puesto de trabajo.

En el caso del despido declarado improcedente, el derecho a elegir lo tiene la empresa. Esta podrá decidir a conveniencia, si readmite al trabajador o lo indemniza dando por finalizado su contrato de trabajo.

Sin embargo, en el caso de despidos declarados nulos, esta libertad de elección no la tiene la empresa sino el trabajador afectado. Que si prefiere conservar su puesto de trabajo (con pago de los salarios dejados de percibir durante los meses de disputa) en lugar de cobrar una indemnización, puede imponerlo sin que la empresa tenga opción de negarse.

Me van a despedir y estoy embarazada: Lo que debo saber

Si te van a despedir estando embarazada, incluso en el caso de que tu empresa desconozca la circunstancia, incluso si lo has ocultado, gozas de una protección legal especial y el despido, caso de producirse, será nulo.

En principio y una vez declarado como tal, el despido estando embarazada provocaría la obligación de la empresa de readmitirte de inmediato.

Reintegrándote en tu puesto de trabajo y abonándote los llamados salarios de tramitación (los correspondientes a los meses en los que lo hayas dejado de percibir). Si es ese tu deseo y elección, claro está. Sin embargo, una vez generado el malestar previo al despido por ambas partes, es posible que la empresa o incluso la interesada, prefiera que ese legítimo derecho a regresar no se materialice. Y esto, sustituirlo por una mayor indemnización económica.

En el caso de despidos a embarazadas, el importe de la indemnización es superior al que correspondería en un supuesto ordinario de despido NULO. La especial circunstancia coloca a la interesada en una posición de negociación muy favorable. En la que es especialmente importante estar bien asesorada, respaldada y, representada por un profesional. Este debe manejar con habilidad y soltura las técnicas de negociación propias de esta materia.

Solicita asesoramiento experto

Es importante aclarar que la común creencia de que estando embarazada el despido no es posible bajo ninguna circunstancia, es erróneo. Sí lo es en el supuesto de despidos PROCEDENTES. Esto es, cuando existan causas justificadas que puedan ser demostradas. Y además, la empresa haya cumplido con todos los requisitos de fondo y forma en la comunicación. Y la embarazada despedida no tendrá, en este caso, más derecho a indemnización que su finiquito ordinario. Sobretodo, si no tienes ningún seguro de protección jurídica, necesitas consejo legal.

El asesoramiento legal es vital en estos casos. Ahora que ya has leído el post sobre que hacer si me van a despedir y estoy embarazada, te ofrecemos la posibilidad de realizar consultas profesionales de manera rápida, para asesorarte de la mejor manera posible ante tu situación. ¡No esperes más, llámanos!

Me van a despedir y estoy embarazada
4.4 (87.27%) 11 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *